Luso
"El Profeta de las Calles"

Textos

El Mejor Lenguaje de Dios


Dije al almendro: háblame de Dios y el almendro floreció, 

Dije al pobre: háblame de Dios, y el pobre me ofreció su capa. 

Dije al sueño: háblame de Dios y el sueño se hizo realidad. 

Dije a un campesino: háblame de Dios y el campesino me enseñó a labrar. 

Dije a la naturaleza: háblame de Dios y la naturaleza se cubrió de hermosura 

Dije a un amigo: háblame de Dios y el amigo me enseñó a amar. 

Dije a un pequeño: háblame de Dios y el pequeño sonrió. 

Dije a un ruiseñor: háblame de Dios y el ruiseñor se puso a cantar. 

Dije a la fuente: háblame de Dios y el agua brotó. 

Dije a mi madre: háblame de Dios y mi madre me dio un beso en la frente. 

Dije a la gente: háblame de Dios y la gente se amaba. 

Dije a la voz: háblame de Dios y la voz no encontró palabras. 

Dije al dolor: háblame de Dios y el dolor se transformó en agradecimiento. 

Dije a la Biblia: háblame de Dios y la Biblia se ahogó de tanto hablar. 

Dije a Jesús: háblame de Dios y Jesús rezó el Padrenuestro. 

Dije temeroso al sol poniente: háblame de Dios y el sol se ocultó sin decirme nada. Pero al día siguiente al amanecer cuando abría la ventana ya me volvió a sonreir. 




QUIEN ES JESUCRISTO SEGÚN LA BIBLIA

Muchas denominaciones religiosas enseñan diferentes cosas de Jesús de acuerdo a su entendimiento, sin realizar un análisis hermenéutico de la enseñanza bíblica acerca de la persona de Jesús.

Tan es así que hay quienes enseñan que Jesús es un arcángel, otros enseñan que Jesús es a la vez el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, hay quienes también enseñan que Jesús era un ser humano común, pero debido a su obediencia, Dios lo “adopta” como hijo.

A fin de tratar de comprender un poco mejor la enseñanza que sobre Jesús nos da la Biblia, es que a continuación se realiza un análisis de los textos, que nos descubren, que pensaban y enseñaban los apóstoles acerca del Señor de señores y Rey de reyes.

La Biblia nos presenta a Jesús como el Hijo de Dios

En el Evangelio de Mateo

Mt 16,16  Simón Pedro contestó: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo”.

Mt 14,33  Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: “Verdaderamente eres Hijo de Dios”.

Mt 26,63  Pero Jesús seguía callado. El Sumo Sacerdote le dijo: “Yo te conjuro por Dios vivo que nos digas si tú eres el Cristo, el Hijo de Dios”.

Mt 27,54  Por su parte, el centurión y los que con él estaban guardando a Jesús, al ver el terremoto y lo que pasaba, se llenaron de miedo y dijeron: “Verdaderamente éste era Hijo de Dios”.

En el Evangelio de Juan

Jn 1,49  Le respondió Natanael: “Rabbí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.

Jn 11,27  Le dice ella: “Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo”.

Jn 20,31  Estas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre.

En los Hechos de los Apóstoles

Hch 8,37  Felipe respondió: “Puedes ser bautizado si crees con todo tu corazón.” El etíope replicó: “Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.”

Hch 9,20  y en seguida se fue por las sinagogas proclamando a Jesús como el Hijo de Dios.

En las cartas de los Apóstoles

Rom 1,4  constituido Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos, Jesucristo Señor nuestro,

Heb 1,5  En efecto, ¿a qué ángel dijo alguna vez: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy; y también: Yo seré para él Padre, y él será para mi Hijo?

1Jn 4,15  Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.

1Jn 5,5  Pues, ¿quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

1Jn 5,20  Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado inteligencia para que conozcamos al Verdadero. Nosotros estamos en el Verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el Dios verdadero y la Vida eterna.

Único engendrado por el Padre:

Jn 1,14 Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Jn 1,18  A Dios nadie lo ha visto jamás; el Dios Unigénito, el que está en el seno del Padre, él mismo lo dio a conocer.

Jn 3,16 Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna.

Jn 3,18 El que cree en él no es juzgado; pero quien no cree ya está juzgado, porque no cree en el nombre del Hijo Unigénito de Dios.

1Jn 4,9 En esto se manifestó entre nosotros el amor de Dios: en que Dios envió a su Hijo Unigénito al mundo para que recibiéramos por él la vida.

Ahora bien. Que quiere decir esa palabra “unigénito”?

Esta palabra proviene del griego “monogenes” y quiere decir único engendrado. No el único o el primero en ser creado como sostienen algunas denominaciones.

Monogenes (μονογενής), se emplea en cinco ocasiones, todas ellas en los escritos del apóstol Juan, en referencia a Cristo como el Hijo de Dios.

La frase “el unigénito del Padre” (Jn 1,14) indica que, como el Hijo de Dios, Jesús era el único representante del ser y carácter de Aquél que le envió. El objeto del apóstol es demostrar qué clase de gloria era la que él y sus compañeros en el apostolado habían contemplado.

Solo podremos comprender acertadamente el término «el unigénito», cuando se emplea del Hijo, en el sentido de una relación “inoriginada”. El “engendramiento” no es un evento temporal, por muy remoto que se quiera, sino un hecho independiente del tiempo. El Cristo no “vino a ser”, sino que necesaria y eternamente “ES” el Hijo.

En Jn 1,18 la cláusula «El Dios unigénito, que está en el seno del Padre» expresa tanto su eterna unión con el Padre en la Deidad y la inefable intimidad y amor entre ellos, participando el Hijo en todos los consejos del Padre y gozando de todos sus afectos.

Es el Mesías (En griego: Christos):

Isa 7,14 Pues bien, el propio Señor os da un signo. Mirad, la virgen está encinta y dará a luz un hijo, a quien pondrán por nombre Enmanuel.

Jer 23,5 Mirad que vienen días -oráculo del Señor-, en que suscitaré a David un brote justo, que rija como rey y sea prudente, y ejerza el derecho y la justicia en la tierra.

Miq 5,2 Por eso Él los entregará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces, el resto de sus hermanos volverá junto a los hijos de Israel.

Zac 9,9 Regocíjate, hija de Sión, grita de júbilo, hija de Jerusalén, mira, tu rey viene hacia ti, es justo y salvador, montado sobre un asno, sobre un borrico, cría de asna.

Jn 4,25-26  -Sé que el Mesías, el llamado Cristo, va a venir -le dijo la mujer-. Cuando él venga nos anunciará todas las cosas. Le respondió Jesús: -Yo soy, el que habla contigo.

Cristo es verdadero Dios (Pero distinto del Padre):

Jn 1,1 En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.

Jn 5,18 Por esto los judíos con más ahínco intentaban matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios.

Jn 8,58 Jesús les dijo: -En verdad, en verdad os digo: antes de que Abrahán naciese, Yo Soy.

Jn 10,33  Le respondieron los judíos: Por ninguna obra buena te apedreamos, sino por la blasfemia, porque tú, siendo hombre, te haces Dios.

Jn 20,28  Respondió Tomás y le dijo: -¡Señor mío y Dios mío!

Flp 2,6 el cual, siendo de condición divina, no consideró como presa codiciable el ser igual a Dios,

Col 1,15-19 El [Jesús] es la imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura;” porque en Él fueron creadas todas las cosas del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, los tronos, las dominaciones, los principados, las potestades; todo fue creado por El y para El.” El es antes que todo, y todo subsiste en él. El es la cabeza del cuerpo, que es la Iglesia; El es el principio, el primogénito de los muertos, para que tenga la primacía en todas las cosas;” porque plugo a Dios que en El habitase toda la plenitud

Col 2,9  Pues en El [Jesús] habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente,

Tit 2,13 aguardando la bienaventurada esperanza y la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Cristo Jesús,

Cristo es verdadero Hombre (probado por su muerte):

Mt 27,50 Pero Jesús, dando de nuevo una fuerte voz, entregó el espíritu.

Mr 15,37 Pero Jesús, dando una gran voz, expiró.

Lc 23,46 Y Jesús, clamando con una gran voz, dijo: -Padre, “en tus manos encomiendo mi espíritu”. Y diciendo esto expiró.

Jn 19,30 Jesús, cuando probó el vinagre, dijo: -Todo está consumado. E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Flp 2,7-8 sino que se anonadó a sí mismo tomando la forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y, mostrándose igual que los demás hombres, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

1Tim 2,5 Porque uno solo es Dios y uno solo también el mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre,

Heb 2,17 Por eso [Jesús] tuvo que asemejarse en todo a sus hermanos, a fin de ser misericordioso y Sumo Sacerdote fiel en las cosas que se refieren a Dios, para expiar los pecados del pueblo.

Así mismo, dentro de la Biblia, encontramos pasajes que nos enseñan que Jesús es Dios, distinto pero consubstancial con el Padre.

Así vemos que en la Biblia, a Jesús se lo denomina:

Primero y Ultimo: Isa 41,4; Isa 44,6; (Ref) Apo 1,17; Apo 2,8

Alfa y Omega: Apo 1,8; Apo 1,6; (Ref) Apo 22,13-16

Rey de Reyes: Apo 1,5; (Ref) Apo 17,14; 1Tim 1,17; (Ref) Apo 15,3

Poder y Sabiduría de Dios: 1Cor 1,24

Gloria de Dios: 1Cor 2,8; Heb 1,3; Stg 2,1; Apo 21,23

Es Eterno: Miq 5,2; Jn 1,1; Col 1,17; Heb 1,10

Omnisciente: Sal 139; (Ref) Lc 6,8; Jn 6,64; Jn 13,11; Jn 16,13; Jn 21,17

Inmutable: Mal 3,6; (Ref) Heb 1,12; Heb 13,8

Señor de todo: Hch 10,36; Rom 10,12

Por lo expuesto, la Biblia nos enseña que Jesús es Dios, consubstancial con el Padre y con el Espíritu Santo y juntos componen la plenitud de la Divinidad.

También nos enseña que Jesús fue verdadero hombre. Es decir en Jesús habían dos naturalezas: la humana, dado que se cansaba, tenía hambre, etc.; y la naturaleza divina expresada en varios pasajes citados arriba.

Paz y Bien.





-----------Preguntas frecuentes sobre la Virgen------------


1. ¿QUIÉN ES LA VIRGEN MARÍA?

María, que en hebreo quiere decir “Señora” o según otros, “Mar profundo de Tristeza”, es la mujer con la cual se abre la promesa en la antigua alianza (Gen. 3:15) y con la cual cierra Simeón la antigua profecía (Lc. 2, 25-35). Es la Mujer que ha tenido un mayor contacto con la Santísima Trinidad en la historia. El Padre la selecciona entre todas las mujeres, El Espíritu Santo engendró un hijo en sus entrañas y la segunda persona tomó carne y sangre en su vientre. Si por Eva entró el pecado en el mundo, por la Virgen María entró la Salvación.

2.¿POR QUÉ MARÍA ES CENTRO DE ATAQUE HOY EN DÍA?

Desde el Génesis fue profetizada la “Enemistad entre la Mujer y el demonio” (Gen. 12, 13-18). También está escrito que el demonio hará la guerra a los hijos de la Mujer. Esta es la razón por la cual María es centro de división entre los cristianos y no de unión.

3. ¿POR QUÉ LA IGLESIA ES LA GRAN DEFENSORA DE MARÍA?

Porque María es nuestra Madre ya que la recibimos de Jesús en la Cruz, (Jn. 19, 25-28). Juan representa a toda la Iglesia, además, la gran promesa en Gn. 3, 15 dice que quienes podrían vencer a la descendencia de la serpiente, serían los hijos o descendencia de la Mujer. Nosotros somos la descendencia de la Mujer, esta Mujer es la Virgen María. Si el pueblo de Israel, son los hijos en la Fe de Abraham, nosotros somos los hijos en la Fe de María, la primera que aceptó a Cristo como Señor y Salvador, la primera que recibió la unción del Espíritu Santo (Lc. 1).

4. ¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA MADRE DE DIOS?

En el evangelio de San Lucas 1, 39-45, Isabel, llena del Espíritu Santo dijo, “Que favor que la Madre de mi Señor venga a mí”. La palabra griega para definir Señor que utiliza Isabel es “Kurios” que es la misma que se utiliza en la versión griega del Antiguo Testamento para traducir “Adonai”. Cuando una persona habla bajo la unción del Espíritu Santo es Él quien habla, luego fue el mismo Espíritu Santo quien llama a María,Madre de Dios.

5. ¿TUVO MARÍA MÁS HIJOS?

En el evangelio de San Marcos, se mencionan cuatro hermanos de Jesús, Santiago, José, Judas y Simón los cuales nunca son llamados hijos de María. La palabra hebrea “Aha” se utiliza como hermano, tío, primo, pariente; por ejemplo en Génesis 13, 8 se menciona a Lot como “hermano, Aha” de Abraham, sin embargo son tío y sobrino (Gen 12, 5). En el mismo evangelio de Marcos 15, 40 se nombran a José y Santiago como “hijos” de María; en Juan 19, 25 se aclara que esta María era hermana (Aha) de la Madre de Jesús. En Hechos 1, 13 se mencionan a Simón y Judas como seguidores del Maestro.

6. ¿QUÉ RELACIÓN TUVO JOSÉ CON MARÍA?

La relación de José con la Virgen María fue la de proveer legalidad y sostén al Redentor. En Mateo 2, 3 el Ángel le dice a José, “Toma al Niño y a su Madre”. La forma hebrea para referirse a la mujer de José, es la Madre de Jesús. San Mateo 1, 18 dice “No la conoció hasta que parió a su hijo primogénito”. Él “hasta”, indica anterioridad, no condiciona lo que ocurrió después. En Segunda de Samuel 6, 23 dice “Micol hija de Saúl, no tuvo más hijos hasta, que murió”. ¿Tuvo hijos después de muerta?

7.¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA NO TUVO PECADO?

Jesús estuvo bajo la Ley. En la ley, el pecado lo transfería la madre (Salmo 51, 7). Jesús NO puede tener pecado por lo tanto, por el poder de Dios, María fue preservada del pecado. En tanto a su maternidad, la palabra griega que se traduce llena de gracia es: Kejaritomene, la cual quiere decir que fue, que es y que será llena de gracia. La gracia es la ausencia del pecado. María se proclama en el Magníficat “Me alegro en el Dios que me salva” faltan 33 años para el calvario y la Salvación y ya María se proclama en presente Salvada.

8. ¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA FUE LLEVADA AL CIELO EN CUERPO Y ALMA?

Esto no está en la Biblia. La Asunción de María no esta bíblicamente expresada, pero está en la tradición de la Iglesia. Muchas personas se preguntan, ¿por qué no está en la Biblia? Podríamos, responderles, tampoco Martín Lutero está y sabemos que existió.

Estos fueron hechos que sucedieron después de terminados los libros que componen los Evangelios, sin embargo aunque no está en la Biblia, ésta no la contradice, pues antes de María, Henoc en Gen 5, 24 y Elías en II de Reyes 2, 11 fueron llevados en cuerpo y alma al cielo, ellos estaban llenos del Espíritu Santo, sí, pero ninguno al nivel de la Virgen que además es madre del Hijo encarnado.

9.¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA REINA?

Dice la Palabra “El que se humilla será ensalzado”. María se humilla a esclava (Lc 1, 38) y Jesús la ensalza a lo opuesto que es, Reina, ¿lógico verdad?. Además en I Reyes 2, 19 dice que en el Reino de David la madre del Rey se sienta a la derecha del Rey. Jesús es Rey (Jn 18, 37) es heredero del reino de David (Lc 1, 32) por lo tanto el lugar de María es un trono a la derecha de su Hijo que es Rey.

10. ¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS LE ORAN A MARÍA?

En Juan 2,1_12 María demostró hasta la saciedad su poder de intercesión.

“Pero es que hay un solo intercesor y es Cristo”.

Cierto, ante el Padre solo existe un sólo intercesor que es Jesús, pero ante Jesús, María intercede por nosotros. Al igual que un pastor evangélico ora por un enfermo ante Jesús, de la misma manera María ora por nosotros.

“Pero María esta muerta”

Falso, Lucas 20, 38 dice”: Que Dios no es Dios de muertos sino de vivos, porque para El todos viven”. Además Apocalipsis 6, 9:10 y 8, 3 nos muestra a las almas clamando a DIOS aun después de abandonar este mundo.

11. LOS CATÓLICOS ADORAN A MARÍA

No, la Iglesia no se cansa de proclamar que nosotros honramos a María como lo hacia Jesús y la proclamamos bendita, cumpliendo la profecía bíblica (Lc 1, 48) pero la adoración es única y propia de Dios y María es criatura.

12. ¿POR QUE REZAN EL ROSARIO SI NO ESTÁ EN LA BIBLIA?

No hay oración más Bíblica que el rosario. Todos los misterios están en la Biblia. El Padre Nuestro, también esta en la Biblia así como la primera parte del Ave María. El Rosario es una oración más Bíblica que muchas que se hacen en algunas iglesias. En cuanto a la repetición, dice Marcos 14, 39 que Jesús repetía muchas veces la misma oración, el rosario es una meditación en una oración.

13. ALGUNAS PERSONAS DICEN QUE LAS APARICIONES DE MARÍA SON COSAS DEL DEMONIO

Falso. María según Apocalipsis 12, tiene la misión de anunciar la segunda venida de Cristo. En las apariciones, María, no trae al mundo mensajes propios, trae un mensaje Evangélico de conversión, arrepentimiento y retorno a las Escrituras. El demonio no puede predicar conversión a Jesús, ya lo dijo el Señor “Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?” (Jn 11, 18). Y los frutos de Paz, conversión y alegría que se ven en las personas que asisten a estos eventos no pueden venir del maligno. Dice la Escritura que atribuir al demonio las obras de Dios es pecado contra el Espíritu Santo y éste no es perdonado (Mateo 12, 22-32).

Hermanos, dice Timoteo 2, 23-24 que la Biblia es para edificación no para discusión. Ama a María y Ella te llevara al JESÚS que tanto buscas, pues ella lo conoce muy bien, lo llevó en su vientre por nueve meses, lo alimentó, cuidó y guió por 30 años. Nadie lo conoce como Ella. Nadie le da Gloria a Dios quitándole Honra a María, pues la Honra de María es la gloria de Dios




A CRISTO

Dime quién eres tú. 
¿Eres quizá dolor, 
pues con citar tu nombre 
vuelve ancestral temor 
del mundo pecador 
y se estremece el hombre? 
Dime quién eres tú. 
¿Eres acaso amor?. 
¿Eres suave susurro de arroyuelo, 
sauce florido, ave que en su vuelo 
agita la alegría y el consuelo 
con celestial fervor?. 
 
Dime quién eres tú, 
que sufriste el dolor 
en el cuerpo de un hombre, 
entregando tu amor, 
humillando tu nombre. 
Dime quién eres tú. 
¿Eres Dios, el Señor 
que ilumina en su lumbre 
a la pálida flor, 
a la más alta cumbre?. 
Dime quién eres tú. 
¿Acaso fuiste un hombre?. 
¡Qué grande fue tu vida en este suelo!, 
en un abrazo uniste tierra y cielo 
llevándonos a Dios en raudo vuelo 
como el mejor pastor. 
 
Dime quién eres tú. 
¿Eres el creador?. 
Si eres Dios, es tan grande tu bondad 
que te hiciste hombre, humilde en tu deidad, 
y has venido a legarnos la verdad 
en un dulce fervor. 




LA CUARESMA 


Los católicos iniciamos éste tiempo 
con el miércoles de ceniza, 
es el momento de reflexión 
y actuación de nuestra vida 
sobre su sentido, su misión, su destino. 

Se trata entonces de la conversión, 
o adecuación de nuestro ser, 
para existir y actuar como el mismo Jesús, 
gastando nuestra vida en servicio de los 
mas necesitados de fe, 
así obtendremos vida feliz, vida plena, 
vida eterna, vida con luz. 

Es el tiempo de volver una mirada 
a nuestra propia existencia, 
observar sus deficiencias, 
volver a las formas más justas de vida, 
más solidarias, mas humanas, 
la cuaresma es un llamado 
para buscar nuevas formas de ser, 
siendo mejores discípulos 
de Cristo Resucitado. 

Comenzando con la ceniza 
y concluyendo con el lucernario, 
esa noche de fuego y de luz, 
noche santa de Pascua y Resurrección 
de mi amado Jesús.